Resultados más rápidos con ejercicios de abdominales

ejercicios de abdominalesCuando decides practicar ejercicios es porque tienes la necesidad de activar tu cuerpo, de otorgarle placer y bienestar, pero también para decirle adiós a los kilos de más, la celulitis, la flacidez y conseguir un cuerpo más firme, tonificado y “en forma”.

 

Una zona clave es el abdomen y por eso los ejercicios de abdominales no pueden faltar en ninguna rutina de gimnasia o fitness. Ya sea que vayas a entrenar a un gimnasio o hagas rutinas en tu casa, esta rutina te ayudará a lograr mejores resultados más rápidamente.

 

Algunos consejos previos para que tengas en cuenta a la hora de hacer tus ejercicios de abdominales, son los siguientes:

 

  • Utiliza siempre ropa cómoda y que no sea apretada al cuerpo, excepto que se trate de conjuntos deportivos de sostén y pantalones cortos. Elimina las telas pesadas como el jean aún en épocas de frio.
  • Siempre bebe mucha agua durante las prácticas. Para eso, asegúrate de tener a mano una botella grande o dos botellas pequeñas con agua fresca.
  • Si realizas los ejercicios de abdominales en tu casa, hazlos en lugares con ventilación y mucha luz (si ésta es luz natural, mejor).
  • En el tiempo que te tomes para hacer tu práctica, trata de concentrarte sólo en eso y no pensar en problemas o actividades pendientes del trabajo, de la universidad o cuestiones familiares o de pareja. Esto te ayudará a disfrutar el momento de ejercitación.

 

Ejercicios de abdominales para incluir en tu rutina

 

Esta rutina tiene una duración aproximada de quince minutos y tiene como finalidad enfocar el trabajo y el entrenamiento en la zona abdominal, dentro de una rutina más amplia que tú hagas donde incluyas otros grupos musculares como brazos, piernas, espalda, etcétera. Con dos simples prácticas, incluirás ejercicios de abdominales a tu rutina fácilmente.

banner_4

Colócate de pie, si es frente a un espejo mejor, para que puedas verte. Tus manos las colocas en tu nuca y flexionas tus piernas. Recuerda que tus rodillas no deben sobrepasar la línea de la punta de los pies.

 

Lleva tu pelvis levemente hacia adelante y tensiona el abdomen. Baja tu parte superior del torso (cabeza y pecho) hacia el abdomen, concentrando toda tu fuerza en esta zona (abdominal).

 

La dinámica es la misma que los abdominales tradicionales que habitualmente realizas en posición horizontal, ubicándote sobre el piso. Duración: tres series de veinte repeticiones.

 

Acuéstate en el piso (mejor si colocas una colchoneta entre el suelo y tu espalda), y estira tus manos hacia atrás. Los pies debes mantenerlos apoyados en el suelo. Impúlsate hacia adelante, con la ayuda de tus manos, pero siempre la fuerza debes concentrarla en el abdomen, que (recuerda) tiene que estar tensionado.

 

Una vez que con tus brazos logres rodear tus rodillas (como si las estuvieras abrazando), baja tu torso y estira tus brazos nuevamente hacia atrás. Duración: dos series de quince repeticiones.

 

A estas prácticas de ejercicios de abdominales debes realizarlas al menos tres veces a la semana, pero si puedes dedicarle quince minutos diarios para hacerla, a los resultados los obtendrás más rápido.

images

Etiquetas: , , ,
Previous Post

Tres soluciones sobre cómo definir abdominales

Next Post

Ejercicios abdominales isométricos, una alternativa para ejercitar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*